jueves, 31 de enero de 2008

Curiosos razonamientos

Dice el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid que el hecho de que no haya podido probarse la existencia de "mala praxis" en el Hospital Severo Ochoa no significa que no haya existido.


Sigamos esa lógica, y así me desahogo un poco.


El hecho de que yo no pueda demostrar que Güemes es un cabrón, no significa que no lo sea.


El hecho de que yo no pueda demostrar que Lamela es un miserable, no significa que no lo sea.


El hecho de que yo no pueda demostrar que Aguirre es una fascista despreciable no significa que no lo sea.


¿O sí lo puedo demostrar?

6 comentarios:

Blanca dijo...

Yo hago una pregunta y no sé si alguien me la puede responder:

¿Las sentencias de los tribun ales no se TIENEN que cumplir?

Si yo pierdo un juicio y la sentencia me obliga a hacer algo que con posterioridad no hago... ¿no me persiguen?

Si la Audiencia de Madrid dicta sentencia, ¿las personas implicadas en esa sentencia no están obligadas a cumplirlas?

Si no las cumplen... ¿no les pasa nada?

Maripuchi dijo...

Ayer mismo lo comentaba en mi blog y en otros... lo que sucede en la sanidad madrileña es de extrema gravedad para todo el estado.

En Madrid están los hospitales de referencia de decenas de especialidades médicas: cardiopatías, transplantes, grandes quemados, metabolopatías, fibrosis...
Si la sanidad madrileña se desmorona, toda España tendría que clamar por ella.

Se ve que tenemos que gritar aún más fuerte!!!

J. G Centeno dijo...

Puede demostrarlo mon cher Babeuf, no lo dude y debe hacerlo. No nos merecemos esta gentuza. Y lo que es verdad es que Güemes está casado con una hija de Fabra, el capo corrupto del Pp de castellón

SPOOK dijo...

Las características esenciales de la ideología fascista son:
- obedecer al jefe. Su palabra es verdad por encima de toda argumentación racional
- despreciar -no reconocer igualdad democrática- al discrepante.
- el miedo y la violencia son los medios lícitos –muy aconsejables- para someter a la sociedad.

Si esto es así, son despreciables fascistas no solo Esperanza Aguirre, puede adjudicar dicha calificación al resto de protagonistas de su post. (y a algún amigo más).

rosamari dijo...

No parece lo suficientemente fuerte llamar a unas personas asesinas y nazis?. No es muy fuerte romperles las vidas? Quíen piensa en los enfermos terminales? Se gana el cielo muriendo entre horribles dolores? No se si me dará tiempo de verlos ganándose el cielo.

Bernardo Muñoz dijo...

Sin embargo, el hecho de que un miserable te eche del trabajo sí significa que te quedas en la puta calle.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo