lunes, 4 de junio de 2007

¡Solidaridad con San Carlos Borromeo!

Es noticia hoy la asistencia de José Bono a la misa del domingo en la castigada parroquia de San Carlos.

No me parece noticiable, puesto que de todos es conocida la condición de católico del ex ministro. Más extraña en la presencia en una ceremonia religiosa del concejal Zerolo, que afirma creer en la Diosa Razón.

Se espera de los que somos de izquierdas que mostremos nuestra solidaridad con los curas represaliados por el obispo, más aún cuando todos los conocen como “curas rojos”.

Pues bien, aunque aprecio desde hace muchos años el trabajo social de esta parroquia, hasta el extremo de llegar a colaborar modestamente en el movimiento Madres contra la droga, en los años 80, cuando la heroína pegaba duro, no me veo afectado por el cierre de esa iglesia.

Si los curas afectados quieren pertenecer a un club presidido por Ratzinger, y administrado por gente como Rouco Varela, tienen que asumir estos problemas. Yo no pertenezco al club, puesto que no creo que los muertos resuciten, ni que las mujeres se queden embarazadas por la visita de un ángel ni cosas de esas, pero si formara parte, pues me daba de baja, y ya está.

Y montaría una ONG para seguir con mi trabajo social.


(Don Óscar, no es necesario que me de Usted las gracias.)

5 comentarios:

Maripuchi dijo...

Hago mías tus palabras.
Sin embargo, reconozco que me da pena que la iglesia "de los pobres" se cierre. También me da pena que el Vaticano fustigue sin piedad a los teólogos de la liberación, esperanza de tanta gente necesitada.
Y yo, atea perdida, me sigo emocionando con la Misa Campesina Nicaragüense ... qué le vamos a hacer ...

caperucita roja dijo...

Pues chico, yo también te doy la razón. El que se apunta a una secta tiene que hacerlo con todas las consecuencias.
No dudo de las buenas obras de esta parroquia, pero me parecerían mejores si lo hicieran en nombre de la justicia social o de la solidaridad en lugar de hacerlo por caridad o por mandato de dios.
Y ya puestos, tampoco me explico qué hace Zerolo en campo ajeno. Ni siquiera Bono. Bueno, sí me lo explico, pero no me gusta un pelo.

Filo de Espada dijo...

Menos mal que sigue existiendo coherencia en este país. A mí, el fenómeno mediático de unos curas dando rosquillas y rebelándose contra sus superiores, jerarquía que tienen que asumir al ser curas, me la refanfinfla. El vestir a una iglesia de grafitis y fumar porros en ella no la convierte en progresista. Una iglesia es una iglesia y venden mentiras.

AF dijo...

Duro, pero cierto. En su día ya lo dije yo también y lo sigo pensando. Si yo fuese cristiano y progresista, seguramente me habría visto obligado a estar con Bono tomando la comunión, cosa que no me apetece. Me habría sentido muy raro junto a ese señor, porque creo que nuestras formas de ver y querer el mundo se parecen bastante poco.

Un saludo.

Manu dijo...

Se supone que su lucha la hacen en nombre o por su credo, se supone que éste no tiene que ver con el de Razinger(como sea que se escriba) y se supone que querrían que la iglesia fuera fiel al personaje de Jesús y no lo que es, vamos que creen en otra iglesia no la que hay. Lo que falla es que todo esto es inútil: No habrá otra iglesia, lo que hay es lo que habrá, y con el tiempo uno ya está de vuelta de estos juegos. Como se puede adivinar, lo digo porque estuve ahí (hace 30 años y en otra España).

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo