viernes, 22 de junio de 2007

Rabia por el Severo



Última noticia: Archivado el sumario de las sedaciones en el Hospital Severo Ochoa de Leganés, al no estar acreditada la comisión de delito alguno.

Noticia de ayer: Manuel Lamela, ex consejero de sanidad, toma posesión como consejero de Transportes.

A los médicos del Severo Ochoa se les acusó de asesinar a 400 pacientes. Los talibanes les llamaron ‘Sendero luminoso’, o ‘Doctor Muerte’. El PP congregó a su gente para insultarles.

Cesaron jefes de servicio, persiguieron y difamaron a profesionales de prestigio. Y como premio, a Lamela le dieron un buen cargo de consejero autonómico. Y en Transportes, que hay dinerillo.

¿Nadie pedirá perdón?

¿Tiene relación la inminencia del auto de archivo con el relevo de Lamela en Sanidad?

¿Quién arregla ahora los destrozos en el Severo, en la sanidad madrileña, en la confianza en los médicos?

Siento rabia.

10 comentarios:

Maripuchi dijo...

Es bastante asqueroso, Babeuf, pero si no quieres fenecer de impotencia ... te ruego serenidad... os esperan cuatro años duros que-te-cagas...

SPOOK dijo...

Vamos a ver don Gracchus, ¿ por qué supone que hay algo que arreglar?.
El señor Lamela cumplió la misión encomendada limpiando de sociatas el hospital y arruinando la confianza en la sanidad pública.
En sanidad hay mucho dinero que no controla el poder financiero y eso no puede ser, a los conglomerados empresariales ya no les parece suficiente expoliar el valor del suelo público, ahora a por los servicios sanitarios. (Los grupos españoles ya están practicando en Mexico). Así que ¡ojo al parche¡. Y en el PP todos firmes y a disposición de lo que ordene su señorito que para ello les mantiene.

Gracchus Babeuf dijo...

Spook, aprecio sus comentarios. ¿Dónde puedo leer sus opiniones?

Maripuchi, ¿alguien a quien conocemos ha fenecido de impotencia?

SPOOK dijo...

Mi muy estimado Gracchus
Como ya habrá deducido por el nick mi realidad es espectral.
Asumo diferentes encarnaciones.Últimamante puede encontrarme por los blogs de Antonio Florez, Dardo y PI. Puntualmente me paso por Imperialista, pero alli no encontrará mis opiniones, ese blog me da naúseas y no puedo evitar la deposición.

Estará de acuerdo en que lo importante no es la firma, si no el escrito. Pues eso.

Maripuchi dijo...

Espero que aún no... hay que dar mucha guerra aún... por lo menos hasta la ducha final.

Plegue dijo...

Se ha cepillado la sanidad pública y ahora va a por el transporte público.

rosamari dijo...

Pues si, ya no es consejero de sanidad, ahora solo se le puede bajar de un autobús. ¡Ojala!.
Han machacado la dignidad de un montón de profesionales, y como he escuchado esta misma mañana, han conseguido que un montón de personas ahora se mueran mucho peor.
Estoy de ¡LIBERALISMO! hasta ahí mismo.

Bernardo Muñoz dijo...

La receta liberalista -facha, para entendernos- en materia de sanidad es la misma que aplican a la educación.
El concierto.
Esto es, reducir dinero a lo público y dárselo a las empresas privadas (colegios, hospitales) primándolos a la hora de crear nuevos centros.
Un chollo, oiga.

Blanca dijo...

Que los neo conservadores quieren terminar con todo lo público no es un misterio. Lo extraño es que en Madrid hayan arrasado...

Cuando la mayoría de las personas se den cuenta de que se acaban la sanidad pública, los transportes, los trenes... etc... será tarde. Solo hay que mirar lo que pasó en Gran Bretaña propiciado por la dama de amianto para poner nuestras barbas a remojar.

De momento, un montón de hospitales gerenciados por empresas privadas... escatimando de todo por mor de la rentabilidad yu la cuenta de resultados. Lo siguiente será el transporte, en manos ahora del indigno y corrupto mental LAMELA, que debería desaparecer de la escena pública si tuviera un mínimo de dignidad.

Cuando en Madrid se den cuenta... será irreparable.

SPOOK dijo...

No se puede exigir a un comentario de blog que contemple un tema de forma completa y matizada. Pero tampoco debe ser excesivamente simplista.

El liberalismo no es facha. Supongo que Bernardo Muñoz se refire al liberalismo económico, de diferente familia y con diferentes hijos que el liberalismo político.
En ralación con el primero, denominado neo-liberalismo(nada que ver con los liberales), tiene algunas características fascistas (autoritarismo, intolerancia) y otras diferencias (respeta la formalidad democrática, promueve la iniciativa privada, es insolidario).

Tampoco se debe confundir el actual concierto educativo con otras privatizaciones.
- El concierto educativo actualmente vigente en España no es una privatización. El capítulo más importante de gasto (la nómina del personal) es atendido directámente por las autonomías sin que la propiedad del centro gestione ni la cantidad ni el reparto, es directamente la consejería correspondiente la que abona la nómina.
El costo por alumno es menor en los centros concertados que en los públicos.
Los centros concertados tienen exceso de demanda (cierto que no atienden todo el territorio), pero en los espacios comunes, con alguna excepción, son los concertados los preferidos por los padres.

Estas circunstancias lo hacen diferente a otro tipo de privatizaciones.
- Las concesiones de servios (transporte, autopistas, residuos y alguno más) son contratos en que la gestión del dinero público queda en su totalidad a la gestión del propietario y en régimen de exclusividad por el tiempo de la concesión.
- La pretensión del poder financiero es extender este régimen de concesiones a los servicios sanitarios.
- En cuanto a la seguridad social su objetivo es apropiarse del sistema de pensiones. Privatizar el capital de los pensionistas, y en este caso no en régimen de concesión, directamente gestionarlo por medio de empresas de seguros privados.

Y para terminar quiero apuntar otra matización. El capital financiero no es sinónimo de noe-liberalismo. La única no_ideología que tiene es la apropiación del capital social. Que actualmente utilice a los neo-liberales no siginifaca que se identifique con ellos, simplemente los usa, los paga y los exige apoyo para la aceptación social de su objetivo. (comunicadores, educadores, y en su caso aplicación en el programa político)

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo