lunes, 5 de marzo de 2007

Otra vez: El desgarro


Yo lo llamaba "La gran grieta"

Un amigo de la infancia, que ahora vive en Barna, al abrigo de los tsunamis de Madrid, afirma que la crispación política que sufrimos es consecuencia de la rapidez de los medios de comunicación.

Un tal Acebes dice una barbaridad, un tal Federico la alimenta, la engorda y la lanza, mil blogs la difunden, y ante tanta maldad, mil blogs, bajo la justa indignación, respondemos, reaccionamos. La SER responde, salta Rubalcaba, y ya la tenemos liada en tres o cuatro horas.


Gente próxima, que trabaja en prensa, me cuenta cómo la declaración del que está de guardia el fin de semana en el PP o en el PSOE (Llamazares siempre está de guardia, y hace las declaraciones de fin de semana en el portal de su casa, el pobre) Ana Mato, Elgorriaga, López Garrido… siempre se adecua a los horarios de los telediarios, a las declaraciones del contrario y a los eventos tipo fútbol que puedan desviar la atención del público. Y me preocupa la responsabilidad desde Internet. No una página como la mía, que al fin y al cabo sólo tiene fieles visitas de amigos. Pero escuchar una llamada a la serenidad no será una tontería.

Pero si a nadie le importa, pues vale.

3 comentarios:

Daniel Isaac dijo...

Qué grande es Iñaki.
Pero me quedo sin lugar a dudas con tu "gran grieta.
Me parece un buen concepto.
Esa herida que de a poco se va abriendo, lenta pero inexorablemente...
No sé, quizá si que haga falta meter el flan en el congelador con tal de que no se deshaga...
Pero veo a Rajoy tan convencido.
LO que me extraña es el silecio de hoy de los Acebes y demás...Yo creo que hasta el mismisimo Rajoy les teme, porque aunque parezca imposible, son peor que él...
Y mire que soy de los decepcionados con MAriano, eh?
Que yo pensaba que era medianamente moderado( claro, comparándolo con ANSAR!) y mire...


( gracias Babeuf, gracias)

Scout Finch dijo...

Tal vez tu amigo tiene razón. Nos enteramos de las cosas tan pronto que a veces no nos da tiempo a digerirlas. Tal vez tengamos que dar un tiempo a la reflexión, dejar que las cosas se asienten. Pero es muy difícil cuando se oyen tantas burradas...

Rue Madeleine dijo...

Es que... aún vivimos los estertores de la transición. Esa es la realidad. Mientras todos los sectores de la sociedad han evolucionado durante los últimos 30 años, la derecha sigue exactamente igual... o peor. Alineada junto a los sectores religiosos más rancios y cavernarios y ahora, ya sin reparos, directamente con los falangistas.

Ellos creen que el poder les pertenece y hasta que no lo consigan crisparán la sociedad. Porque son ellos quienes crispan, no nos equivoquemos. El Gobierno, ZP, puede haber cometido errores, (qué gobernante no?) pero lo que estamos viendo con el P.P. no tiene calificativos en democracia.

Hay dos españas, es evidente, una mayoría moderna, europea, tolerante, abierta a otras conductas y otros modos y una minoría con olor a cirio, ruidosa, faltona, insultante... y que detenta la mayoría de los medios de comunicación. No seamos equidistante, no metamos a todo el mundo en el mismo saco: la culpa de lo que está pasando la tiene el PP, y mientras el PP no cambie o vuelva a perder las elecciones, nada cambiará. Al contrario, va a ir in crescendo. Quieren algarabía en las calles, bronca, quizás algún muerto que echarle en la cara a ZP..., lo que sea, con tal de desestabilizar el país.

Lo siento, estoy pesimista. Veo a ZP solo frente a un montón de buitres fuera y dentro de su partido, precisamente por ser un presidente que cuída escrupulosamente las normas democrática y respeta profundamente las instituciones.

Y eso a muchos no les gusta...

Un saludo, Babeuf

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo