martes, 20 de marzo de 2007

La unidad de la izquierda

(Foto Europa Press)

Lo hemos conseguido. Lo tramábamos en el Instituto, en 1978, cuando todos eran comunistas y yo, era como la mascota, defendía al PSOE. (Mi paisaje ha cambiado: Hoy todo mi entorno es del PSOE, y yo voy un poco más allá).

Hoy hay doce partidos en el Congreso. De derecha, democristianos, socialdemócratas, nacionalistas o regionalistas, rojiverdes… Once se han unido.

Hay infinidad de partidos de izquierdas o verdes o alternativos, fuera del Parlamento.

Sopa de siglas sindical. Sopa de siglas en los movimientos sociales.

Pues bien, lo hemos conseguido. UNIDAD!

Desde posturas muy críticas, desde el Acero Bolchevique al Madrid Progresista. (Tengo pendiente una respuesta rebatiendo a Peperufo).

Incluyendo a los democristianos de Unió. A los democristianos nacionalistas patriotas del PNV. A la burguesía liberal de CDC. Pequeños burgueses, les llamábamos antes. Y el PSOE, claro. Reformistas les llamábamos antes, con desprecio.

Todos unidos. Se vió en la mani contra la guerra del sábado (“Zapatero, no estás solo”, gritaba gente con banderas con la cara de Lenin.) Y no por la presencia de un líder carismático, ni por que nos hayamos enganchado a una idea redentora.

Todos estamos unidos frente a la obscenidad.

9 comentarios:

Daniel Isaac dijo...

...Me acabas de subir como unos...........7 puntos el optimismo de que hay esperanza de pasar todo este trago amargo de la derecha recalcitrante
(y no sabes lo que me hacía falta...)

Por lo de su compañero facha del trabajo, si quiere le puede decir de mi parte que aquí en Catalunya las manos están deseosas de desenterrar y devolver la dignidad u el honor a los que se lo robaron injustamente, como estoy seguro que el millones de manos del resto de españa tiemblan de angustia por escarbar en busca de justicia y memoria...

Abrazos.

Raúl Pleguezuelo dijo...

Siempre hemos sido más que ellos, nuestro problema es la desunión. No debemos permitir que una minoría fascista nos arrebate la democracia, por eso hay que fomentar la unidad de la izquierda, socialdemocratas, comunistas, socialistas e incluso liberales de corte progresista, debemos hacer un frente común, las diferencias ya las debatiremos donde hay que hacerlo "en el parlamento".

Salud.

Los pasos que no doy dijo...

Sí..., pero no sólo es la izquierda la que se une, sino todo el Parlamento: PNV y CiU, incluídos. Es mejor aún, es tener por vez primera en la mano el futuro de una España plural, alejada completamente del franquismo.

Eso es lo que teme el PP. En el fondo subyace esa idea. Sabe que la Transición no se acabó en el 78, ahí empezó. Está acabando ahora y saben que su nacionalcatolicismo (ahora son neocones liberales, da igual) ha fracasado.

Me gustó la sesión con Rubalcaba, tuve ese sentimiento: todos unidos contra la sinvergonzonería de unos cuantos politicuchos irresponsables y vanidosos, y un mogollón de diputados que les arropan aborregados y sin ningún sentido político.

Un besito de buenas noches, (y no te calientes demasiado con los imperialistas..., es que están rabiosos na más¡)

Maripuchi dijo...

Ellos siempre se llenan la boca con sus nueve millones de votantes ... pero en España hay más de 25 millones de personas con derecho a voto.
Cuando Aznar consiguió mayoría absoluta fueron las elecciones con mayor abstención de la historia de unas generales...

Loc@ dijo...

Gracias por colgar este artículo esperanzador. Abrazos para todos. PAQUITA

Scout Finch dijo...

¡Qué inyección de optimismo nos acabas de dar! ¡El riñón de Dani está salvado!

¡Saludos!

Gracchus Babeuf dijo...

Menos entusiasmo, que quería dar a la entrada un punto de ironía.

Daniel Isaac dijo...

Sí, sí, reconozco la ironía, pero reconozco también que ciertas posturas queden veladas en el congreso por la unidad de todos, y eso es inapelable y reconfortante...

Está claro que llegado el momento todos votemos a quién crea oportuno y no pensando en el voto útil...

Saludos y abrazos.

J. G Centeno dijo...

La grandeza que tiene la izquierda, y en general los progresistas, estriba en que es plural y dialéctica, avanza resolviendo sus propias contradicciones. Hoy la izquierda mayoritaria se agrupa en torno al PSOE, y los demás tratamos de invertir esa correlación de fuerzas, hacerla más favorable a posiciones más radicales.Pero cuando enfrente se alza un enemigo sólido, monolítico sin fisuras que pone en peligro la propia esencia de la democracia se aparcan las diferencias para resaltar lo que nos une, y en muchas ocasiones eso que nos une es perfectamente asimilable por posiciones liberales e incluso conservadoras, pero no cavernarias. Eso es lo que está ocurriendo ahora, como ocurrió durante el franquismo, todas las fuerzas democráticas se unen para hacerle frente al "búnquer" neofranquista que es el PP

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo