miércoles, 28 de marzo de 2007

Orgulloso de fracasar


Hace tiempo, Daniel apostó su riñón por la derrota de la derecha en la Comunidad de Madrid.


Cogiendo esa mosca por el rabo, se me ocurrió lanzar una campaña a favor de la donación de órganos, entre el selecto grupo de amigos que me visita.

Hoy reconozco mi fracaso.

La mayoría de mis compañeros bloggeros ¡Ya eran donantes!

De lo que deduzco que mi iniciativa no era muy original, y que mis amigos son gente consciente y solidaria. De lo que me siento muy orgulloso.

7 comentarios:

Daniel Isaac dijo...

Joder Babeuf, que entrada más bonita coño...y qué alegría!

Un abrazo.

Maripuchi dijo...

Es bueno estar rodeado de gente solidaria. Te ayuda a ser mejor y a sentirte mejor.

Besos.

Scout Finch dijo...

Si es que somos más buenos... De todas maneras, animar a la gente a hacerse donante de órganos nunca está de más.

¡Saludos compis donantes!

J. G Centeno dijo...

Está bien firmar un documento que exprese el deseo de donar los órganos, pues si bien la legislación española indica que es donante, todo aquel que no haya expresado lo contrario, en la práctica si la familia no quiere no se lleva a cabo la donación. Mio se va a poder aprovechar poco, una intensa vida de alcohol y tabaco, de la que estoy felizmente retirado, tiene la culpa, pero si se puede aprovechar algo bienvenido sea, y lo que quede para que investigue la ciencia. Yo hubiera querido, y no es ninguna broma, lo digo rigurosamente en serio, que me tiraran a una buitrera, pero la ley lo impide.

Naveganterojo dijo...

Pues mi ultimo deseo es la incineradora,pues tanto alcohol tiene que ser un buen combustible,je,je.
Soy donante de corneas,pero como viva mucho mas... ya no veo ni a tres en un burro,una pena que la edad lo escoñe todo.
Saludos.

J.E dijo...

Lo siento amigo, yo no me puedo apuntar. La sensacional medicina madrileña me diagnóstico por error hace cuatro años una hepatitis C, de esa de las malas malísimas que acaban en una cirrosis o en un cancer. Lo graciso es que me la diagnosticaron cuando fuí a donar sangre, por ser uno de esos raros especímenes 0-. A pesar de que después se ha demostrado que fue un error análitico, ya no puedo donar sangre, ni donar nada de nada. En otra vida, quizás. El médico ya quería meterme en el quirófano para hacerme una biopsia.

Paco dijo...

Yo he donado mis organos dos veces y no me han mandao ni un papel que ponga que soy donante para ponerlo en la cartera. Lo digo en serio. Y mira que quiero hacerme donante. Como dice mi amigo naveganterojo yo creo que algo podran aprovechar, el higado no lo se, las corneas tampoco, pero tambien dono las gafas, y el corazón para quien lo quiera.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo