jueves, 8 de marzo de 2007

No puedo evitarlo

Yo había cerrado el chiringuito, y me iba a la cama, pero he visto esto, y lo debo compartir:


¡He de aplastar el capitalismo!
Actualización: ¡Más Acero Bolchevique!

6 comentarios:

Daniel Isaac dijo...

qué bueno por dios( uy, que meperdone stalin, ahora que vive...!)

Daniel Isaac dijo...

LENIIIIIIIIN LEEEEEEEENIIIIIIIN


UF...

J. G Centeno dijo...

Snifff!!! Snifff!!!! Snifff!!!
Un fantasma recorre el mundo.
Aunque no lo parezca les sguimos acojonando

Gracchus Babeuf dijo...

Un fantasma recorre Europa: el espectro del comunismo. Contra este espectro se han conjurado en santa jauría todas las potencias de la vieja Europa, el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes.

No hay un solo partido de oposición a quien los adversarios gobernantes no motejen de comunista, ni un solo partido de oposición que no lance al rostro de las oposiciones más avanzadas, lo mismo que a los enemigos reaccionarios, la acusación estigmatizante de comunismo.

De este hecho se desprenden dos consecuencias:

La primera es que el comunismo se halla ya reconocido como una potencia por todas las potencias europeas.

La segunda, que es ya hora de que los comunistas expresen a la luz del día y ante el mundo entero sus ideas, sus tendencias, sus aspiraciones, saliendo así al paso de esa leyenda del espectro comunista con un manifiesto de su partido.

Gracchus Babeuf dijo...

Aclaración: Mi anterior entrada es una transcripción de las primeras líneas del "Manifiesto del Partido Comunista", de Don Carlos Marx y Don Federico Engels, de 1948.

Es una pena tener que aclararlo. Sniff, sniff, Sr. Centeno.

Los pasos que no doy dijo...

Buenísimo¡

Qué miedorrrr¡, jajaja

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo