lunes, 24 de marzo de 2008

Homenaje a Marcelino Camacho


Hay que apretar el puño y caminar.

5 comentarios:

SPOOK dijo...

Su acción está unida a una situación social concreta y distinta de la actual.

Su compromiso vital
Su sacrificio personal
Su lucha por una sociedad justa y solidaria
Son valores actuales.

Raúl Pleguezuelo dijo...

Un hombre de la izquierda irrepetible.
¿sabes si hay que estar invitado para asistir?

Gracchus Babeuf dijo...

No hay invitaciones, sólo está limitado por el aforo, por lo que el primero que llega, entra.

RGAlmazán dijo...

Lamento estar fuera y no poder ir. Camacho es un ejemplo irrenunciable para la izquierda. Honesto, firme, cabal, luchador...

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

"Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar". En esta frase se puede resumir toda la existencia de Marcelino Camacho, ex secretario general de la Confederación Sindical de CC.OO., y toda una vida comprometida con el libertad política y sindical de este país.
Marcelino es una de las pocas personas que puede presumir de una honestidad y coherencia al margen de cualquier sospecha. Actitudes que le ha llevado desde pasar muchos años en la cárcel hasta enfrentarse con la opinión mayoritaria de CC.OO. por no renunciar a lo que el creía el recto camino del sindicato del que fue uno de los más importantes artífices de su fundación.
Su trayectoria sindical ha sido siempre la misma. Una historia de compromiso social y fuertes convicciones que en tiempos de la dictadura franquista le llevó reiteradas veces a la cárcel y después cuando el sindicato de CC.OO. era ya una realidad a mantener posiciones sindicales sino dogmáticas, si inflexibles en las concesiones ideológicas. El periodo de Marcelino como secretario general de CC.OO. se caracterizó por la defensa de las actitudes más ideologizadas del sindicalismo de CC.OO.
Marcelino se merece este y cuantos homenajes se le hagan.
Salud República y Socialismo

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo