lunes, 10 de marzo de 2008

Aliviado y dolorido.

El domingo 9 de marzo, paramos a la derecha extrema.

Los votantes del PSOE, votando a sus listas. Los de IU votando a las nuestras. Y muchos votantes de IU, votando al PSOE. Por eso estoy sinceramente satisfecho. Entre todos, paramos a la derecha extrema.

Ahora, saquemos conclusiones.

1.- El aumento del bipartidismo, y la desaparición del Congreso de partidos como Chunta Aragonesista, o Eusko Alkartasuna, independientemente de la mayor o menor sintonía con mis ideas, me parece negativo. Con más motivo, lamento la jibarización de Izquierda Unida o ERC. Porque empobrece el panorama político. Porque España es distinta, es muy plural, y es lamentable que la estrategia electoral nos obligue a que la representación política sea únicamente bipolar.

2.- Se acusa al PP de ser el Partido Nacionalista Español. Creo que, más que eso, es el Partido Nacionalista Castellano.

Al PP no le gusta España. Porque es un país muy plural y muy diverso. La ocurrencia del “Contrato de Integración” es un buen ejemplo que demuestra lo poco que les gusta la variedad que hoy habita nuestro país. La insistencia en crear un problema lingüístico en Cataluña demuestra que no les gusta la pluralidad de idiomas que se hablan en España. La insistencia en crear un problema con los homosexuales demuestra que no les gusta la pluralidad sexual. El enconamiento religioso, o con Educación para la Ciudadanía, demuestra que no les gusta la pluralidad ideológica y religiosa. No les gusta España, porque es demasiado variada para su gusto uniformador. El porqué les vota gente valenciana, con otra lengua además del castellano, es algo que se me escapa. Ignoro la situación valenciana, por lo que prefiero no opinar sobre esto.

3.- A la hora de la derrota, no vale apelar a la injusticia de la Ley Electoral. Que es injusta, sí. Pero si al final de la partida de ajedrez, has perdido, no vale protestar porque no dejan al alfil saltar como un caballo.

4.- Las organizaciones políticas son instrumentos a nuestro servicio. No admito el “patriotismo de partido”. Si llegamos a la conclusión de que una organización ya no funciona, pues tendremos que cambiarla para que funcione. O tirarla y construir otra.

5.- Las peleas internas no han sido la principal causa del hundimiento de IU. Pero han ayudado un huevo. De hecho, Isaura Navarro, hasta ayer diputada por Valencia, encabezaba en esta ocasión una lista alternativa a Izquierda Unida, a pesar de ser la representante del sector oficial. La lista oficial de IU en Valencia, estaba encabezada por los representantes del “ala crítica”. Pues el diputado, ni para unos ni para otros. Para el PP.

6.- No hay que dar por liquidada a IU. No en el futuro, sino ahora, IU tiene un papel fundamental en la política local y autonómica. Y si el PSOE traiciona los intereses de la izquierda, puede volver a tenerlo en la nacional. Joder, cuanto más escribo, más se parece esto a una necrológica.

7.- Es normal, y correcto, que Gaspar Llamazares dimita. Pero no tengo una mala opinión de su trabajo, aunque los resultados no sean como para dar palmas con las orejas.

8.- Ahora toca, desde las estructuras locales de Izquierda Unida, recomponer la situación, y caminar. Porque hemos hecho lo que se esperaba de nosotros: Contribuir a las leyes sociales de esta legislatura pasada, empujar al PSOE a cumplir sus compromisos con la izquierda y enfrentarnos con decisión a la derecha más agresiva y regresiva que se recuerda, desde el franquismo.

Pues entonces hemos cumplido. Estamos aliviados, aunque doloridos. A seguir currando.

14 comentarios:

Daniel Isaac dijo...

Compañero querido;

terrible lo de IU...

Pero esto va a cambiar, tiene que cambiar...

Un fuerte abrazo!

animalpolítico dijo...

Lamento de veras los malos resultados de IU. Y no lo merece.

En cualquier caso, contento como estoy, lógicamente, me entristece esto y me toca las narices que el PP haya subido.

Un abrazo, compañero.

RGAlmazán dijo...

De acuerdo con todo lo que escribes. Sin embargo, sí que es importante la injusta ley electoral. Desde luego no es la culpable de que IU haya perdido 300.000 votos (lo son las peleas internas --sobretodo--, el ninguneo de los medios de comunicación, la llamada al voto útil cuentan mucho), sí lo es de que un diputado cueste a IU más de siete veces los votos del PSOE y PP.
IU si hubiera una ley proporcional habría conseguido quince diputados y no dejaría de haber sido un fracaso perder 300.000 votos. ¿Imaginas un grupo de IU con quince diputados?

Y como dice usted, Mons. Babeuf, pongámonos a trabajar echando leches para que no se tuerza el PSOE por la necesidad de votos de la derecha nacionalista.

Salud y República
SAlud y República

Maripuchi dijo...

Ay, ojalá hubiera un grupo de IU con 15 diputados, Rafa!!!

Lo que más me dolió de lo de ayer, lo vuestro... tanto como para no celebrar nuestra victoria.

Un beso.

Gracchus Babeuf dijo...

¡Pero bueno! Yo sí celebré la victoria. Y con buen cava catalán. (Gran Claustro, de Castell de Perelada).

Ayer me acordé de un amigo común: El Acero Bolchevique no se abolla.

Antonio Rodriguez dijo...

Hemos de dejar de lamentarnos por la injusta ley electoral y buscar las causas por la que elección tras elección continuamos con la sangria de votos, en esta ocasión 300.000.
Hacemos una política contradictoria dependiendo del lugar donde se aplique, perdemos más tiempo en derrotar la discrepencia interna que en hacer política en el extrerior, se nos llena la boca de renovación de ideas y de personas, pero entendemos la renovación por los demas no por nosotros y si hace falta retorcemos nuestra normas para perpetuarnos en los cargos públicos o de dirección.
¿nos hacen falta enemigos extrernos para perder apoyo social?
Salud, República y Socialismo

Raúl Pleguezuelo dijo...

Amigo Babeuf, te entiendo perfectamente, no sé que decirte.
La derecha se ha movilizado a tope, pero la izquierda lo ha hecho más. Solo sé que sin esa movilización a estas hora Rajoy sería el Presidente electo.
Ayer la felicitación que más me emocionó fue la del compañero de IU que estuvo de apoderado en mi colegio electoral, compartimos la jornada, remábamos juntos y me abrazó con sinceridad por los resultados del PSOE mientras el se iba con las manos vacías.
¿que puedo decir? solo que sois compañeros y que por mi parte no olvidaré estas elecciones.

SPOOK dijo...

Para GRACCHUS BABEUF
Un buen análisis.
La eficacia de la acción política requiere un acertado y realista reconocimiento de los actores y de las reglas de juego. Por ahí vamos bien.

Es preocupante lo apuntado en su punto 2. Para desdicha de todos el PP va a seguir utilizando electoralmente el lema “España se rompe” que tan buen resultado le ha dado en Madrid, Valencia y Andalucía.
Aznar consiguió que ERC obtuviese un excepcional apoyo de Cataluña.
Si el PP sigue por este camino va a conseguir que España se rompa.
Creo que fue Calvo Sotelo quien dijo “prefiero una España roja antes que una España rota”, estos patriotas del PP han cambiado el pensamiento ahora “prefieren una España rota y repartirse los trozos”.

En cuanto a Valencia puedo aportarle alguna pequeña información. Por motivos de trabajo residí en Valencia cuatro años (1982-85). No hay sentimiento nacionalista, temen mucho el dominio de los catalanes, en el desarrollo urbanístico el capital madrileño es más importante que el valenciano. Por ello no puede comparase con el sentimiento nacionalista de Galicia, Pais Vasco, Cataluña e incluso Andalucía tiene un capital más autóctono.

zalakain dijo...

"Si llegamos a la conclusión de que una organización ya no funciona, pues tendremos que cambiarla para que funcione. O tirarla y construir otra."

Sustitúyase "una organización" por "la forma de estado".

Aprendiz de Mucho dijo...

"El porqué les vota gente valenciana, con otra lengua además del castellano, es algo que se me escapa. Ignoro la situación valenciana,..."
Yo soy valenciano, vivo en Valencia y lo unico que puedo llegar a entender, es que la izquierda anda totalmente perdida. Aqui la gente no vota al PP, lo hacen contra el PSPV e IU, dan una imagen más que lamentable.

Luis Felip dijo...

Correcta la contabilidad, me parece. A ver qué sacan en IU de la crisis. Todos esperamos que algo bueno.

Igual que todos esperamos que el "voto util" de tantos ciudadanos de izquierda que han optado por el PSOE, se haga oír y le demande a este partido cierta atención (ellos no serán mayoría, pero están ahí).

Antonio Parra dijo...

Querido Gracchus, me ha dolido, y mucho, la debacle de I.U. Y estoy enormemente contento con la victoria del PSOE. Pero no es justo que con tantos votos sólo se obtengan dos diputados. Estoy convencido que ZP sabrá hacer una lectura correcta de esta contingencia y sabrá agradecer el apoyo que tuvo y tendrá de I.U.
Olvidémonos de las siglas y disfrutemos de una amplia victoria de izquierdas.

Los pasos que no doy dijo...

Estoy contigo, compañero, de veras que el descalabro de IU, y de LLamazares, me duele... me duele.

Sólo le pido a IU que sepa no sólo echarle la culpa al voto útil, sino que también sea capaz de hacer autocrítica (la misma que hizo ayer Rosa Aguilar en la SER de Nierga) y salga para adelante. Os habréis dado (nos hemos dado cuenta también) que IU es básica para que la izquierda gobierne este país.

Salud y República¡

(y buena suerte ;)

rosamari dijo...

Si me afligió lo de IU. Es un partido que hace falta.

Lo siento compañeros.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo