martes, 25 de marzo de 2008

Ahora nos acordamos de Santa Bárbara.

Pero ahora no vale. Cuando designaron a Pekín como sede olímpica, ¿no había violaciones de derechos humanos?

Las almas puras se escandalizan de la represión en el Tíbet, pero esa represión se lleva produciendo desde 1958. Y este no es de los peores momentos, puesto que China ha sometido al Tíbet a un régimen de exterminio cultural, y de desequilibrio demográfico que ha durado décadas. El fomento de la emigración de chinos pertenecientes a la etnia Han, la mayoritaria en todo el país, ha conseguido que el problema del Tíbet no tenga solución posible, puesto que ya los tibetanos son una minoría en su propia tierra.

Pero no hay que irse a las alturas del Himalaya. En toda la emergente China, la represión política y religiosa, la censura, la explotación laboral, el desarraigo y desplazamiento obligatorio de campesinos, la aplicación masiva de la pena de muerte, la discriminación sexual…es la norma. Es la forma de expresión del régimen político. Al igual que el descontrol ecológico, o el haber llevado al capitalismo a las más altas cimas de degradación humana.

Ahora nos acordamos de Santa Bárbara, porque truena, y pedimos boicot a los Juegos Olímpicos. ¿Nadie se acordó de todo esto cuando la designación de sede?

¿O acaso los intereses económicos con la todopoderosa China ponía vendas en las ahora escandalizadas conciencias?

Y menos alabanzas al Dalai Lama, que cuando gobernaban los monjes el Tíbet era una teocracia feudal, que mantenía al pueblo en una situación de ignorancia, miseria y sumisión más próxima a la esclavitud que al paraíso budista - pacifista que ahora nos quiere vender.

10 comentarios:

Maripuchi dijo...

No habrá boicots. Demasiados intereses económicos ... Apuesto por banderas tibetanas expuestas por medallistas en el podio, más bien...

Freia dijo...

!Poderooooso caballero!
Con relación al Dalai Lama... ya sabía yo que estando detrás de la campaña pro Tibet, Richard Gere y la beautiful people de los Jolibuses....
Ya sin frivolidades. Cada vez tengo más la sensación de manipulación con relación a estos temas. Que interesa ahora sacar cietos asuntos sociales y causas justas a relucir.... ¡hala, todos detrás... porque es una injusticia y hay que protestar.
Como siempre tu artículo es concreto, directo y acertadísimo. No es oro todo lo que reluce tampoco en el Tibet.
Saludos Gracchus

SPOOK dijo...

Se podía haber hecho mejor pero...
Más vale tarde que nunca.

Veamos la botella medio llena:
Con la designación de Beiging como sede de los JJOO, EEUU y sus adláteres pretenden la modernización económica de China que implica necesidad de importar tecnología occidental y mejora de la capacidad de compra de un mercado de 1300 millones de clientes para el mercado mundial.
Simultáneamente EEUU está interesado en desestabilizar al gobierno chino -y si fuera posible romper la integridad territorial- para dificultar y retrasar la formación de un poder que pueda superar su cada vez más exigua ventaja como única potencia mundial,(Afganistán también está al lado)
No podemos evitar que hagn su juego, pero podemos utilizar la circunstancia para publicitar la falta de democracia y la ausencia de derechos humanos en China.
Incluso podemos conseguir que nuestra protesta externa refuerce la lucha por la democracia en el interior de China.

Euphorbia dijo...

Los hay que ven en China un gran mercado a explotar y eso frena cualquier boicot oficial.

Realmente el problema está en que los que mandan se tapan la nariz cusndo les interesa, aunque si algo se mueve, quiza sería el momento de aprovecharlo.

Euphorbia dijo...

Los hay que ven en China un gran mercado a explotar y eso frena cualquier boicot oficial.

Realmente el problema está en que los que mandan se tapan la nariz cusndo les interesa, aunque si algo se mueve, quiza sería el momento de aprovecharlo.

RGAlmazán dijo...

Tres cosas a señalar.
Una que el hecho de que "el problema Tibet" suba a primera página en esta época no quiere decir que no exista. Los chinos no respetan los derechos humanos y eso es obvio.
Otra cuestión es que occidente lo denuncie cuando le interese, pero sin pasarse, que detrás está la futura primera gran potencia y hay que tragar. Insistiendo, como siempre, en la hipocresía interesada.
Y por último no hagamos santo al Dalai Lama que es la cabeza de una teocracia medieval cuyos súbditos están esclavizados por la fe y la obediencia al Gran Señor.

Salud y República

Manuela dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices del Tibet. Que alguien me explique qué quieren los tibetanos, ¿volver a su régimen? la verdad no entiendo su rebelión tan a destiempo, por qué han esperado tanto? Quizás haya una mano de ocultos intereses manejando.

Luis Felip dijo...

En realidad los tibetanos no "esperaron" tanto, ya en 1959 tuvieron su insurrección con el apoyo de la omnipresente CIA.

Esto lo acabo de leer: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=64952
Pero de todas formas creo que más o menos era cosa sabida, y sobre el tema debe haber bibliografía a raudales.

Lo gracioso del asunto es que EEUU va a jugar a las dos bazas: ahora no quiere simplemente hundir a los "comunistas" chinos, con quienes ha llegado a cierto entendimiento. Pero, como alguien ha dicho ya en los comentarios, a la vez está compitiendo con ellos, así que la baza del Tibet les viene bien para intentar influir un poco en la zona (supongo que lo mismo sucede con los Juegos Olímpicos).

rosamari dijo...

Que inmoralidad, sólo importa el poder, el dinero.

¿Para qué votamos?, no sirve de mucho. Dá asco.

Paco dijo...

Tienes toda la razón. Los que designaron a Pekín sólo ven en China a millones y millones de consumidores y, no nos engañemos, no habrá boicot. Coca-Cola y compañía no lo permitiran.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo