jueves, 5 de julio de 2007

Nuevo correo

Acostumbro a leer algunos digitales de derechas. Y a leer uno de extrema derecha: Libertad Digital, del famoso no-periodista Jiménez Losantos. Allí he leido escritos de mucha risa, como el de aquel ultraliberal americano que decía que los impuestos son pecado, porque la Biblia dice 'no robarás'.
Ahora, he decidido darme de alta en www punto libertaddigital punto es, y alojar allí mi correo personal, donde espero recibir vuestros mensajes.

8 comentarios:

Scout Finch dijo...

Jo, Babeuf, sí que tienes estómago para leerte eso...

Maripuchi dijo...

Lo confieso: yo también leo al enemigo....

Jonatan García dijo...

Para vencer al enemido, debes conocerlo.
Yo también lo leo, la reacción que me da es una mezcla de miedo, risa y vergüenza.
Espero que tengas un buen psicólogo..jeje
1saludo

SPOOK dijo...

Pues bueno, allá usted.
Pero sinceramente, para conocer a ese animal no creo que sea necesario tal sacrificio. Yo hace tiempo que eliminé la emisora de la presintonía y nunca ha estado en mi lista de webs favoritas. Por ello no creo que Gracchus ni jonatan garcía conozca de él algo que yo ignore y debiera conocer.
Le confieso que tampoco veo los programas del corazón, ¿tendrá alguna relación?

Por si le hace ilusión (y sin que sirva de precedente) también se lo mando por su nuevo e-mail

Harry Haller dijo...

La próxima vez que vaya por LD dígales de mi parte dos cositas:

1) ¿quién le ha dicho al empresario que el beneficio de su empresa se lo ha ganado él solito con su capital y esfuerzo?. Para desarrollar convenientemente la actividad de su empresa utiliza un sinfín de bienes públicos – infraestructuras, seguridad jurídica, seguridad personal, organización política del estado, tranquilidad social consecuencia de la cobertura social- que en buena lógica de la economía liberal deberían ser retribuidos a su dueño (la sociedad). Los impuestos empresariales podrían ser considerados parte del justo pago por usar dichos bienes públicos.

2) Según la más ortodoxa doctrina moral católica, en caso de robo y difamación con la confesión no es suficiente. Para que la absolución sea eficaz es necesario la restitución bién de lo rabado, bien de la honra mancillada.
¡Ah¡ y uno de los más graves pecados es el escándalo. Dígaselo también

Alomojó por eso los obispos son tan viles, como están en pecado no les llega la gracia divina.

Raúl Pleguezuelo dijo...

Yo no puedo, alguna vez lo he intentado y me salen sarpullidos, me basta con el resumen que hacéis los que tenéis el suficiente aguante como para tomarles el pulso.

animalpolítico dijo...

Yo antes visitaba más ese lugar; en realidad te explica mejor que nada de qué van ciertos comentarios de líderes del PP; te los anuncia...

Saludos

Blanca dijo...

Pues a mi me lo prohibe mi
no-religión, porque además me pongo enferma, sí, sí, me producen tal malestar físico que enfermo.

Mi marido siempre quiere escucharlo todo, dice que hay que escuchar de todo para poder luego opinar. Puede que tengáis razón, pero es que me pongo mala solo con ver la sonrisa de Zaplana (¿de qué se ríe ese tío?) o la cara de babosa de Acebes, así que como para escuchar a ese memo que tiene la sonrisa de uno y la cara de babosa del otro, todo junto...

Admiro tu estómagop, gracchus, pero mua no puede.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo