jueves, 17 de mayo de 2007

Repito una vieja entrada

Repito un post que publiqué por primera vez el 11 de diciembre de 2006. Por lo que dicen las estadísticas, me ha traído muchas visitas.
"POLÍTICA E INTIMIDAD
Es obvio que los políticos tienen el derecho constitucional a que se respete su intimidad. Como todos los demás ciudadanos. Sin embargo, cuando la intimidad de un político desmiente sus actitudes en público, prima el derecho de información.
¿O acaso no tenemos derecho a saber que un parlamentario está en política para forrarse? Y eso se dijo en una conversación privada.
Después de que Álvarez Cascos atacara la Ley de Divorcio, ¿No tenemos derecho a saber de sus andanzas?
El Partido Popular ha apoyado la manifestación de la plataforma Hazte Oír en contra de los matrimonios homosexuales. Se defendía en dicha mani un modelo de familia tradicional, monógama, estable…
Si un dirigente de dicho partido no se comporta así en su vida privada ¿tendríamos derecho a saberlo?
¿Por qué la detención de la abogada Monserrat Corulla por implicación en la Operación Malaya (corrupción urbanística en Marbella) habría de afectar al Alcalde de Madrid, D. Alberto Ruiz Gallardón? ¿No tenemos derecho a saberlo?"

10 comentarios:

Maripuchi dijo...

Por favor, Don Gracchus ... pues está claro: porque Don Alberto tiene mujer e hijos.....

PD.- Lo dije el otro día ... y me reafirmo... alguna conexión hay entre la Pantoja y el PP. No hacen más que contratarla.

Blanca dijo...

Los conservadores siempre han funcionado así... la santa familia irrompible y el marido con la amante de turno, llevando una doble vida... por supuesto, la mujer de ese tipo ni se plantea la dobre vida (o sí...).

Que Gallardín era un faldero es algo suficientemente sabido desde hace años, igual que lo era Alvarez Cascos... y si seguimos las apreciaciones de una psicóloga que el otro día escuché en la tele... ese nuevo look y figurita de su bigotidad no le augura nada bueno a su botellidad.

Pero cuando los líos de faldas tienen unas conexiones tan indeseables como las de nuestro "centrista" alcalde... hay que preguntarle por ello. Porque últimamente defienden mucho lo indefendible, comparando a los malayos con De Juana y gilipolleces de ese porte. Y a la Pantoja no hacen más que contratarla los ayuntamientos peperos, por lo que hay que empezar a sospechar...

Y si no, pues que sea honesto el señor alcalde y se separe de su pobre mujer, que no sé ni como puede caminar con semejante peso en la cabeza desde tiempo inmemorial... y que cuide ciertas amistades peligrosas.

Por otra parte, despues de lo que llevan meses diciendo de Sebastian, que a cualquiera le costaría aguantar... pues que Gallardín aguante su vela. Es de un cinismo vomitivo que se dediquen a insultar y difamar desde hace tres años y los sujetos pasivos de esas prácticas se tengan que callar y aguantar lo que les echen.

¡Pues no!, Sebastian ha hecho muy bien en preguntarle por las "amistades peligrosas" del alcalde de Madrid (no de un pueblito perdido del mapa, aunque éticamente fuera igual), enrollado con una presa preventiva por un delito gravísimo de corrupción urbanística... de la cual pensará y hablará maravillas, mientras su corazón sufre "bucho".

Y ya está bien de tanta "puretez", carajo, que así nos va y así les va a ellos.

Daniel Isaac dijo...

Interesante lo que planteas hoy ( y en su día).

Y es que los políticos, aparte de hacer el ganso, tambien venden ideas, principios, moralidades, modelos de convivencia.
Si no que se lo digan a rajoy en "tengo una pregunta para usted", o en su día en la mani de la AVT, con su tono de "nuevo mesías".
Por ende entiendo que no se debe rebuscar en la vida de los políticos, pero sí que hay que analizar, y tenemos el derecho de criticar, aquellas acciones que contradicen, no sólo su discurso, si no toda su idea en la que se proyectan sus políticas.

Una persona que decide algo tan personal y privado como el modelo que elegimos de convivencia con nuestra pareja y su condición en la administración pública(por ejemplo, la última tangana que liaron con los matrimonios homosexuales, que lo trataban como si fuera una ley que regula el horario de las panaderias), se merece un seguimiento de su comportamiento por parte del pueblo.

No vale ganarse un voto en elecciones dando besitos a los niños y a los ancianitos y luego ser un hijo puta con tu hijo y con tu abuela. Eso no vale.

RGAlmazán dijo...

Esto es igual que cuando algún o alguna famoso/a se queja de los paparazzi y resulta que se ha pasado su puta vida vendiendo lo más íntimo, como sus amores, los de sus perros, los de sus hijos, los de todo cristo y pobrecillo/a un cámara o un paparazzi la ha sacado sin su permiso.
Éste resulta que se pasa todo el día inaugurando obras sin terminar, y tiene una amiguita que presume de hacer y deshacer en el Ayuntamiento, por su amistad con el amo, y no se le puede pedir explicaciones.
Manda huevos que diría el del Opus.
Sólo tiene un nombre lo de Gallardón y su querida:
Hipocresía jesuítica.

SAlud y República

Raúl Pleguezuelo dijo...

Albertito tiene un morro que se lo pisa, je,je.

Paco dijo...

A mi lo que haga el Gallardón me la trae al fresco porque nunca en la vida lo votaré, y si predica una cosa y hace otra, allá los que lo votan. Pero lo que me preocupa más es que sus affaires tengan algo que ver con Malayas, corruptas y con el dinero de todos.

Mucho me temo que como sigan escarbando en lo del caso Malaya van a dar con algún "intocable" que va a comseguir que todo se pare. ¿Será Gallardón este personaje?

Imperialista dijo...

¿Estaría igual de bien saber si Sebastián es un poco maricón? ¿Acaso no tenemos derecho a saber si estamos votando a un hetero o a un homo? Me parece que hay límites que no se deben pasar, porque lo que Sebastián sugería era que Gallardón se había cepillado a esa señora y no que le hubiera reservados seis pisos ilegales.

Pero me temo que es algo perdido. A ustedes los de izquierdas les da todo igual siempre que afecte a los de enfrente.

Los pasos que no doy dijo...

Porque no y ya está¡ es un asunto personal y ya está¡ como la tía está maciza, la excusa es perfecta para que Gallardón salga limpio una vez más de polvo (ejem) y paja.

Es el niño mimado de la oligarquía española y no se le molestan con tonterías, hombre¡

Manu dijo...

Lo que hay que oir hoy en dia: que los peperos son los adalides de la libertad (eso dijo la sra. Aguirre en el debate), que ellos no aguantan que alguien les diga lo que tienen que hacer, eso dijo mirando a Inés Sabanés, la verdad es que cuando lo dijo, yo, que iba a votar en blanco, de pronto me decidí a meter el voto de IU, aunque solo sea por las calumnias y los errores de Historia básica que oí decir a Doña Espe.

rosamari dijo...

A mi me importa un pito que sea faldero, homoxesual, hetero. Lo que sí me importa es que por meter la .... en donde quiere, se lo tengamos que pagar los ciudadanos. Y además que sea una ciudadana imputada en el mayor caso de corrupción.

Lo de la doble moral?. Ya sabéis, a misa de doce y con los niños.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo