jueves, 28 de mayo de 2009

Escarbar en las heridas.

El grupo terrorista, aunque estaba en decadencia, mantenía la capacidad para hacer mucho daño. Aquél jueves, secuestraron a un concejal de pueblo. Un chaval jovencito, que nunca había hecho daño a nadie. Plantearon un ultimátum imposible al Estado, con la vida del secuestrado sobre la mesa. Era un órdago tan brutal, que ninguno nos llegamos a creer que fueran capaces de cumplir su amenaza. Cuando a las cuarenta y ocho horas, descubrieron el cadáver del concejal, todos quedamos horrorizados por la brutalidad del asesinato. Fue un ejemplo de crueldad extrema, sin sentido.

Pero cuando las autoridades fueron a recoger el cuerpo de la víctima, semi enterrado entre la maleza, los jueces del Tribunal Supremo dijeron: "¿Quietos! ¿A dónde vais? Dejadlo ahí, que no es conveniente escarbar en las heridas."

Y ahí siguen sus restos, tirados en el monte como los de un animal.

10 comentarios:

Blanca dijo...

Solo es una vuelta de tuerca más de la Justicia española en el camino hacia la indignidad más absoluta y el desprecio por sus compatriotas, a los que no dan ni una simple tumba con una lápida igual de simple a la que llevar flores.

Acabo de leer la frase en otro lugar, pero viene al pelo ahora mismo: a todos esos jueces les deseo el Mal Absoluto.

Naveganterojo dijo...

Da verguenza pertenecer a un estado en que se consienten estas payasadas, esta manipulacion, y esta democracia adulterada.
Un abrazo

Aprendiz de Mucho dijo...

¿Como va usted a comparar la ejecucion de una persona inocente, victima del terrorismo con el escarmiento dado por un ejercito de liberación a un rojo de mierda?
Supongo que no es necesario, pero por si las moscas: Notese la ironía,,please.

Maripuchi dijo...

Amen.

faidit dijo...

Si la Justicia no es universal, no es justicia ni es nada...

Tutto dijo...

A la ultraderecha el PP le ha dado mucha cuerda y ahora, no saben (o no quieren) recogerla ...

Que tristeza.

Muy buena entrada,

Salu2

Los pasos que no doy dijo...

Mientras tanto, en Chile, los asesinos de Victor Jara han sido encarcelados. Por fin.En España el franquismo sigue vivo... y poderoso. La pregunta sería entonces: ¿somos más cobardes? o ¿nos importa menos nuestra historia?

De verdad, no se cuál es la respuesta, lo que sí creo es que las víctimas del franquismo están muy solas.

SPOOK dijo...

Seamos justos con con la justicia.
¡¡Apliquemos a los jueces franquiatas las leyes franquistas¡¡

javi dijo...

Y eso que se supone que el tribunal supremo es el escalón mas alto que debe velar porque se haga justicia, pero por lo que veo lo que se hace es poner trabas.

fritus dijo...

Si señor...ese es el tema. Cuando el hijodeputa de Juana Chaos volvió a la calle tras cumplir condena, se puede comprender la indignación de sus víctimas...pues imaginate si los de Juanas de este mundo no solo no hubiesen chupado dos décadas de cárcel...sino que rigieran los destinos del Estado, se aseguraran una posición acomodada y hegemonica para ellos y su caterva de descendientes...y treinta años después de acabada su era de poder, aun se les rindiera homenaje con calles, plazas y monumentos en su honor.

Transición??...esto fue una mutación, como las de los virus.

Un abrazo

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo