jueves, 3 de abril de 2008

Un modo de hacer política: La confrontación

Desde los lejanos tiempos en que entré en contacto con la Bestia Negra, cuando era concejala de Medio Ambiente, hasta los duros tiempos que vivimos, Especulancia siempre ha trabajado desde la confrontación.

Es su forma de hacer política. Las tareas ordinarias de gestión de servicios públicos no son asuntos de su competencia, y por lo tanto, deben ser privatizados, y así, convertidos en fuentes de lucro.

Pero de cara al escenario, donde es la gran reinona, todos los pasos de sus políticas son gestos de agresión.

Empezó en el Ayuntamiento de Madrid, frente a la Comunidad de Leguina, amenazando con encadenarse a los árboles de la Casa de Campo. Se oponía, como concejal de Medio Ambiente, a un puente proyectado por la Consejería de Obras Públicas sobre el Manzanares. Era un puente, con diseño vanguardista, por el que el Metro salvaría el río, una vez aceptado que la línea 10 sería uno de los ejes del sistema de transporte público de Madrid. No es el primer metro del mundo que supera un río por encima.

Me hubiera gustado ver a la entonces bisoña concejala Esperanza Aguirre encadenada a un árbol, como en una película anime japonesa.

Actualmente, se planta en una actitud de desafío a la Comisión Europea, en materia de medio ambiente, con su conversión de la carretera de los pantanos en autovía. Cuando Bruselas se puso seria, llegó a un acuerdo, que inmediatamente incumplió. Y ante las posturas de fuerza de la Comisión, que amenaza con llevar a la Comunidad de Madrid al Tribunal Europeo, reacciona con la confrontación, y el desafío. Actitud chulesca que resume su forma de trabajo político.

Mejor ni hablar de los enfrentamientos con Gallardón. A Esperanza Aguirre le da igual si en el Paseo del Prado hay un túnel o dos. No puede permitir que Gallardón se salga con la suya. Tiene que humillarlo en un proyecto en el que el alcalde ha comprometido el éxito de su mandato. No se corta de decirlo en público, no importa quién esté delante: "Me voy corriendo, que tengo un acto con el h... p... del alcalde".



Deja pequeños a los nacionalistas periféricos. Su “Zapatero asfixia a Madrid” podría ser modelo de todos los partidos nacionalistas o regionalistas de cualquier rincón de España. Compatibiliza su desvergüenza localista con un nacionalismo español, y no sé si es consciente de la contradicción, y le es indiferente, o no ha caído en ello.

Pero cuando se trabaja desde la confrontación, no hay mejor materia prima que el agravio territorial.

Y porque trabaja desde la confrontación, se ha sentido muy a gusto en un ambiente enrarecido de crispación de la anterior legislatura. Y no pone buena cara a los primeros movimientos de Rajoy tras las elecciones.

http://www.esperanza2012.com/

11 comentarios:

J. G Centeno dijo...

No hay quien la aguante, en la bitácora de Freia me he desmadrado y la he dedicado unas gentiles palabritas:
"Por ejemplo si yo fuera amigo, que ni lo soy ni quiero, de Esperanza Aguirre Gil de Biedma, que desperdicio de apellido, viendo su cara de puta vieja, apaleada por la vida, trotando sin descanso por las aceras de la calles de Ballesta o Valverde, de Montera o Caballero de Gracia, buscando husmear en alguna bragueta sucia lo necesario para conseguir un bocadillo de calamares frito en algún aceite de origen incierto un millón de veces recalentado en una freidora nunca limpia, también le dedicaría un poema:

Me gusta un cementerio
de muertos bien relleno,
que mane sangre y cieno,
que impida respirar.

Y allí un sepulturero,
de tétrica mirada,
con mano despidada,
los cráneos machacar.

La llama de un incendio
que corra devorando,
los muertos apilando
quisiera yo encender.

Tostarse allí un anciano,
volverse todo tea,
oir como vocea,
¡Qué gusto, qué placer!.

Es lo que me produce semejante repugnancia

surco dijo...

Lo jodido es que le ha servido en muchos de sus objetivos. No me parece tan preocupante el hecho de que esta tía haga lo que hace, como el de que gane por absoluta en la comunidad de Madrid. Es algo para que los que vivimos en esta ciudad reflexionemos

SPOOK dijo...

no es la confrontación el mérito que valoran sus votantes.
no es su agresividad lo que le da mayorías en la CM.
no se engañe, esta señora no es tonta, usa (y abusa) de su natural agresividad para mostrarse como la bizarra defensora de intereses populares (su simpleza y vulgaridad personal también ayudan)
es su populismo demagógico lo que la convierte en la preferida de los votantes.
Y el populismo no se vence con críticas teóricas.
vencer el populismo es muy sencillo, es muy fácil descubrir sus trampas, pero la oposición ha de hacerse creible por su práctica política. Mientras se dedique preferentemente a sus lios internos la señora Esperanza seguirá disfrutando de su mayoría

Aprendiz de Mucho dijo...

Exactamente igual que Doña Rita Barberá, Alcaldesa de Valencia, sólo que esta en versión lesbico-rústica.
Verguenza de comunidades

fritus dijo...

Queridos todos: Les veo muy encendidos con la marquesa consorte. Aún recuerdo cuando, siendo ministra de cultura, preguntaba quién era esa señora...Sara Mago. No sé..cuanta inocencia, cuánto candor, ...cuanta inexperiencia juvenil , que aún debe conservar para no poder llegar a fin de mes con el pastón que maneja.

En fin, que ella la pobre no se merece todos esos infundios...una auténtica heroína chulapa, que pondrá orden en ese Madrid infestado de inmigrantes-delincuentes.( es lo mismo, no?)Suerte que ella nos ha abierto los ojos...

Gracias a Dios, Madrid es mucho más que Espe y sus votantes. Y lo dice un catalán, de esos que han aprendido a leer y a escribir en un colegio que en los ochenta ya praccticaba la inmersión linguística denunciada por su canal de tele de alta investigación. ¿ A que no hago tantas faltas de ortografía ?

Salud, Paz y Amor

Maripuchi dijo...

Lo que no soy capaz de entender, así me maten, es cómo ha podido sacar su aplastante mayoría... qué pasa, Babeuf... ¿están abducidos los madrileños? ¿por qué? lo entendería si Madrid fuera bien... pero es que va de culo y cuesta abajo... y sin frenos...
Es acojonante, la verdad..

Gracchus Babeuf dijo...

Madrid no va tan mal, Maripuchi. Hasta ahora, la afluencia de inmigrantes, y el acelerón en la construcción, ha disimulado la fragilidad de los servicios públicos.

No te digo que vivamos bien, pero, por lo menos hay trabajo. Recuerdo el Madrid de los primeros ochenta, dode no valía la pena salir a buscar curro. Positivamente, no lo había.

Puede ser un espejismo, pero manejamos o bien dinero, o bien tarjetas (ya lo pagaremos).

Y la gente joven, menos que mileuristas, creo que viven en una situación general de bienestar, porque sus sueldos miserables están respaldados por los ahorros de sus padres.

Oye, que todo esto merece una entrada propia...

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Aguirre es, desde luego, un caso para estudiar en psicología política.
Saludos,
Diego

Maripuchi dijo...

Gracchus, yo huí de Madrid... no es un sitio que conozca de oídas... ;-)

RGAlmazán dijo...

Esta tipa es absolutamente inculta e indigna pero es lista. Es populachera y demagógica y eso le da sus frutos. Por otro lado engaña muy bien. Véase las listas de espera, no sólo no dimite sino que por hacer trampas con las estadísticas la dejan fuera, con lo cual nadie puede controlarlas en Madrid. Es una forma de ocultar la verdad. Sólo existen las cifras que dan desde su consejería. Y así en la Educación y en todo.

Salud y REpública

Euphorbia dijo...

Se me ocurren dos ejemplos de liadora profesional:
- Su contraley pro-tabaco
- Su anuncio de abrir una escula de catalán en Madrid

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo