jueves, 17 de abril de 2008

Militancia


En España, militar en un partido político es extraño. Conozco a muy poca gente afiliada. Parece algo reservado a quien quiere vivir de la política profesionalmente. Hace años pertenecí a la organización juvenil de un partido, y hoy milito en un sindicato. La actitud de mis amigos ante la militancia política pasaba habitualmente de la curiosidad al reproche, haciéndome responsable de los errores de mi organización. Es mucho más fácil no comprometerse con nada, y así sólo eres responsable de tus actos. Pero ¿qué sería del mundo si nadie se comprometiera?.

Hoy es noticia la posición de la Asamblea Local de Izquierda Unida – Ezker Bartua de Mondragón, negándose a apoyar la moción de censura contra una alcaldesa que no condenó el asesinato de un vecino.

No. No comparto esa postura. Más claro: Me parece aberrante. Si no hubiera apoyado públicamente a Izquierda Unida en otros momentos, no tendría necesidad de aclararlo ahora.

Pero no soy amigo de las almas puras, que pasan ante la realidad sin mojarse ni mancharse. Porque los apolíticos acostumbran a ser muy reaccionarios.

Sin compromiso político estaría a salvo de los gurús, sean de la radio o de la blogosfera, que se creen capacitados para juzgar la categoría moral de alguien en función de sus ideas políticas.

Desde luego, es más fácil no comprometerse. Así nadie te juzga y nadie te condena. Ya lo decía Franco: “Haga como yo, no se meta en política”.

19 comentarios:

Aprendiz de Mucho dijo...

Pues si, pero más grave me parece pensar que política es sólo lo que hacen los políticos. Como dien algunos: "Yo es que soy apolítico", luego se quejan de que les sube el pan, no encuentran piso, la sanidad, la educación...Pero claro, esto no entra dentro de la política.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

De acuerdo al cien por cien.
Abrazos,
Diego

Maripuchi dijo...

Por este mismo motivo ayer consideré oportuno criticar lo que nunca había criticado hasta ayer, más que en petit comité.

Besos grandes, CJ

ELOHIM dijo...

Interesante tema el compromiso (militancia) político.
La razonable extensión de un comentario apenas me permiten apuntar algunas ideas de un tema tan amplio.
Como usted dice, no “parece”, la realidad ES que la militancia se ha reducido a los profesionales de la política. La principal causa, entre otras, que los partidos han hecho del poder su unico objetivo, poder a cualquier precio, ya no importa el proyecto ni la ideología, ya no es necesario formar cuadros ni hacer pedagogía social, el UNICO objetivo del partido es tener a su disposición el BOE y los presupuestos. Si algún afiliado no está de acuerdo se le ignora, y si son muchos también se les ignora, la organización no es democrática, ya se cansarán y se darán de baja.
De los sindicatos le dejo que sea usted el que nos cuente la triste realidad, no muy diferente de los partidos. No sé a qué sindicato pertenece usted, pero dígame si está conforme con los medios que emplea para financiarse y de las implicaciones que esa financiación tiene para su teórica independencia del poder político y económico. ¿Se siente identificado y asume defender tal organización? ¿qué queda de un sindicato de clase dependiente por “el estómago” del poder político y económico??.

No me confunda, la alternativa no es militancia partidista o apoliticismo.
Acabo de oir al Sr. Caldera que la madre de las fundaciones que le ha encomendado ZP va a estar más cerca del modelo americano(fundaciones ideológicas no dependientes de partido) que del europeo, va a estar abierta a todas las organizaciones y expertos en busca de respuestas progresistas sin reducirse al PSOE, no quiere un FAES doctrinario.
La sociedad actual no puede interpretarse con las categorías de hace cien años, la acción política tiene otras manifestaciones, la sociedad es más culta, tiene más formación y más información (no desprecie internet). Se puede influir y se influye en el poder sin estar afiliado (incluso se puede ser ministro con la oposición del partido ¡¡).

Le copio un textito del libro “El Cambio Social” de Guy Bajoit:
“ La sociología es una ciencia de la modernidad y de la industrialización, nació con el modelo de sociedad industrial (…) Lo que cambia hoy es precisamente ese modelo cultural lo que afecta a sus paradignmas clásicos (…) debemos construir una nueva aproximación porque el modelo cultural de nuestra sociedad está cambiando y para tratar de comprender el cambio La sociología no puede comprender la vida social si no es colocando al sujeto individual en el corazón de su búsqueda

zalakain dijo...

Me voy a tomar la libertad, deseando no molestar con ello, de mostrar lo que me parecen dos caras de una misma moneda: tu (vuestra) actitud y la de los "apolíticos". Son, creo, dos actitudes heredadas de la dictadura, sistema en el que no había opción: o se estaba abiertamente de acuerdo o se disentía (clandestinamente). Ambas tienen en común la creencia de que sólo se hace política cuando se está en un partido político.

Creo que toda actitud humana es política: comprar alimentos de origen biológico, darle un cachete al niño, desplazarse a todo lugar en coche, ... cualquier cosa que se haga es una opción que se toma, una forma de configurar el mundo en que se vive; no hay forma de eludir la política.

En el País Vasco hay, a mi entender, dos opciones básicas. Hay, sin duda, muchas otras opciones, todo depende del criterio elegido. Para mí, el más importante es el que se refiere al derecho de autodeterminación de los pueblos del mundo. El problema de Izquierda Unida en el País Vasco es que tiene conexiones con quienes reconocen el derecho del pueblo vasco a autodeterminarse y con quienes se lo niegan. Se lo niegan quienes, a mi modesto entender (y con perdón :-)), quienes sostienen que las fuerzas del orden tienen las manos limpias. Acerca de eso hay dudas razonables, por ejemplo:

Aquí

Aquí

Aquí

Aquí

Son simples ejemplos sin ánimo de exhaustividad

SPOOK dijo...

Para Zalacain
NO, no es correcto mezclar el asesinato con el derecho de autodeterminación.
Si usted condena el asesinato y al asesino, y a todos los que lo justifican podemos empezar a debatir de las condiciones para alcanzar el legítimo derecho de autodeterminación.
Pero rechazar el asesinato como arma política en una democracia (todo lo imperfecta que quiera) es anterior a cualquier debate político y racional.

zalakain dijo...

Creo no ser quien mezcla el asesinato con el derecho de autodeterminación (no se me hubiese ocurrido, no les veo la relación).

Yo no sólo rechazo el asesinato, también la violación, la evasión de impuestos, el soborno, el comer con las manos sucias y muchas otras cosas ... bien mirado, soy un tipo bien estrecho :-) ... pero no se me ocurre poner todo eso como condición previa al derecho de autodeterminación.

zalakain dijo...

Por cierto: el pseudónimo que utilizo para identificarme en blogger es zalakain, no zalacain, ni zalacaín. No quisiera ser tomado por otra persona (sé que en blogger hay un zalacain), probablemente más respetable que yo, pero en ningún caso yo mismo.

SPOOK dijo...

Para Zalakain
Lamento mi error al escribir su pseudónimo.
Y le aseguro que mi invocación al rechazo al asesinato no se refería a usted. Es una condición que reclamo a los ediles de EB, si mi información es buena los dirigentes de EB también se lo han pedido.
De su comentario:
” El problema de Izquierda Unida en el País Vasco es que tiene conexiones con quienes reconocen el derecho del pueblo vasco a autodeterminarse y con quienes se lo niegan. Se lo niegan quienes, a mi modesto entender (y con perdón :-)), quienes sostienen que las fuerzas del orden tienen las manos limpias. Acerca de eso hay dudas razonables, por ejemplo”
puede entenderse, y así lo entendí yo, que en su opinión la opción de los ediles de EB está relacionada con el derecho de autodeterminación. Y esa relación es condenable así como es injustificable cualquier opción que intente disculparse con ella.
Puedo entender su comentario como explicación de ciertas actitudes que se dan en el pais vasco, pero en mi opinión siempre debe ir acompañada de la expresa y rotunda condena de las mismas.

Y lo dejo aquí, que no es el tema propuesto en esta entrada

zalakain dijo...

"pero en mi opinión siempre debe ir acompañada de la expresa y rotunda condena de las mismas". Como evidente resulta, ese debe es ajeno a mi caso y a mi intención: yo no condeno.

Bernardo Muñoz dijo...

Una cosa es ser apolítico y otra bien distinta militar en un partido.

Yo mismo me considero una persona muy interesada en la política pero nunca pondría en peligro mi heterodoxia intelectual por ceñirme al programa de partido alguno.

Y es que si acabas militando en un partido, más pronto o más tarde e tocará tragar y defender cosas que entrarán en contacto con tu forma de pensar, cuando no tu inteligencia.

No pondré como ejemplo a EB. A fin de cuentas el miedo es libre y estos señores se hacen caca encima gracias a personas como zalakaín, a quien me extraña que le molesten las manos sucias. Estoy pensando en el trasvase del Ebro.

Antonio Rodriguez dijo...

Estoy de acuerdo contigo, porque una cosa es ilegalizar partidos usando la ley de partidos, con la que no estoy de acuerdo y otra que alli donde se pueda no gobierne quienes estan de acuerdo con el terrorismo.
Si los concejales de Izquierda Unida – Ezker Bartua de Mondragón
no apoyan la moción de censura, deberian ser expulsados de Izquierda Unida – Ezker Bartua
Salud, República y Socialismo

Bernardo Muñoz dijo...

"Entrarán en contacto..."

Quería decir "entrarán en conflicto".

Se nota que ya estaba pensando el el párrafo posterior, el de las manos sucias.

Raúl Pleguezuelo dijo...

Te entiendo perfectamente. Hay quien no entiende que se pueda militar en un partido y no compartir todo lo que ese partido hace, recuerdo el tema del canon, automaticamente me convertí para algunos en un impulsor del canon digital.
Los que militamos en un partido lo hacemos precisamente para hacer llegar nuestra voz a él. Claro que en una organización democrática prevalece lo que vote la mayoría, por eso siempre me ha parecido absurdo que los votantes del PSOE con una ideología más de izquierda sean reticentes a afiliarse. Son votantes y renuncian a tener voz en el partido.

zalakain dijo...

"estos señores se hacen caca encima gracias a personas como zalakaín, a quien me extraña que le molesten las manos sucias". Este insulto (a dos bandas) es original, tengo que admitirlo.

RGAlmazán dijo...

De acuerdo totalmetne con tu entrada.
Compañero,

Salud y República

Euphorbia dijo...

Hay un término medio entre militante y apolítico que creo muy importante en la sociedad y que de momento, es donde yo prefiero estar.

Parece que el único objetivo de militar sea llegar al poder de alguna manera. Si eso pasa incluso en las ong (lo sé por experiencia) qué no va a ocurrir en un partido político donde da la impresión que por un lado está el machaca total sin ningún tipo de opinión propia ni ambición de ir escalando que va a pegar carteles o lo que le manden y por el otro el trepa con cuchillo en mano y los ojos en el cogote para pisar y evitar no ser pisado.

zalakain dijo...

Yo no creo que el único objetivo de militar sea llegar al poder de alguna manera. He conocido a mucha gente que lo hacía más bien como practicando una religión, creyendo en el avenir del paraíso, la sociedad sin clases. Me parece, en ese sentido, menos simpática la actitud del "apolítico", alguien que asiente al poder sin más, alguien a quien un amigo mío caricaturizaba diciendo "yo soy apoläitico ... y partidario de la paz ... y del orden ... y de la mano dura si es necessario".

SPOOK dijo...

para Zalakain
no deseo acompañarle en su intento de "trollear" esta entrada, le contesto en su blog

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo