lunes, 4 de agosto de 2008

Paisaje tras la batalla

Se acabaron las vacaciones, se acabó Francia, mas no se acabaron los patos. No pude con todos, aunque lo intenté.


Se acabó mi ordenador. Se quemó solo. Sobrevivo intentando resucitar un viejo pentium un, dos, tres, responda otra vez. Porque después de las vacaciones, no está el bolsillo para el plan renove.


Y no estoy muy inspirado.


Navegante me ha llenado el correo de presentaciones cariñosas. Cuando vi que tenía treinta y tantos correos suyos, me mosqueé. Ya los he visto todos. Y todavía me dura la sonrisa.


Y ahora tengo que ponerme al día

Con la literatura de Rafa. Menos mal que no estaba. No hubiera acertado ni una. Con las tribulaciones de Maripuchi, o con la santa indignación de Blanca.

Y la política me provoca más desprecio que enfado. Y solo escribo cosas interesantes cuando me enfado.


Prolongaré mis vacaciones unos días más.



7 comentarios:

Maripuchi dijo...

Pero ... ¿y lo que te hemos echado de menos? ¿eh? ¿eh? ¿eh?

Millones de besos

RGAlmazán dijo...

Bienvenido compa, supongo que ha venido todavía más afrancesado. Lo que ya es decir.

Salut et République

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Feliz regreso.
Saludos,
Diego

Blanca dijo...

Bueno, parece que "el finaaaal del verano..." nos llega a todos. Mejor dicho, el final de las vacaciones, que el verano está siendo muy duro por los madriles... estoy de calor hasta los mismísimos...

Bienvenu, ami, yo tampoco estoy por la escritura porque este culebrón veraniego de la crisis me tiene reseca y tampoco me apetece indignarme... de momento, pero es agradable saber que ya andas entre nosotros.

SPOOK dijo...

Está bien que cuando se enfada le dé por escribir, es una sabia manera de liberar “mala sangre” ¡ojalá cundiera el ejemplo¡¡

Está mal que su inspiración se limite a tales estados de ánimo.

Admítame un consejo. Con un ordenador viejo es difícil ser optimista. Pida un crédito para adquirir un nuevo equipo informático y otro de sonido a juego, después se declara insolvente (si al de Martinsa se lo han admitido usted no va a ser menos).

Adanero dijo...

Si es lo que digo yo siempre. Para volver cabreado es mejor no cogerse vacaciones. Sigue uno con el cabreo de todo el año, que ya tiene confianza con él, y no hay que lidiar con uno nuevo.

Un saludo.

fritus dijo...

Encantado estoy de tu vuelta ...me pasa algo parecido con la política pero no se me han quitado las ganas de escribir en general...

¿Como te has ido a Francia, hombre de Dios?,...si en el río(artificial) de Santa Eulària también tenemos patos

Un abrazo, jefe

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo