martes, 14 de abril de 2009

Merece la pena

¿Por qué merece la pena apoyar gobiernos reformistas, tímidos y pacatos? ¿Por qué, desde la izquierda, debemos sostener gobiernos que se dicen de progreso, y apenas progresan nada?
Porque es mejor caminar poco, o casi nada, que ir "p'atrás", como los cangrejos.
En Cantabria (Santander, se llamaba en mis tiempos, pero vale) gobierna una coalición entre el PSOE y el Partido Regionalista de Cantabria. Este partido, aunque fue fundado por una magnífica persona (Eduardo Obregón), miembro de Cristianos por el Socialismo, y en su primer congreso se planteó definirse como partido de clase, reúne hoy a restos de UCD, caciques locales, patriotillas reaccionarios, y transfugas de la derecha rural racia y agria. El presidente de la Comunidad es un tipo, putero confeso, simpatico para los amantes del humor tabernario. Afortunadamente, como salío trasquilado de sus tratos con el PP, parece fiel a la coalición con el PSOE. Y, dada su nula capacidad de llevar iniciativa política, se dedica a regalar anchoas y dar el cante en los actos a los que acude.
La verdera iniciativa la llevan la vicepresidenta, Lola Gorostiaga, y el consejero de Economía, Ángel Agudo, antiguo y activo militante del Partido Comunista de ESpaña, que emigró al Partido Socialista porque todo el mundo tiene derecho a pagar su hipoteca.
Pues este gobierno, al que por los pelos se le puede calificar como "de progreso", por lo menos toma algunas decisiones que son un ejemplo para otras comunidades autónomas:

La Consejería de Educación de Cantabria ha decidido no renovar el concierto del colegio privado Torrevelo, del grupo Fomento de Centros Enseñanza, vinculado al Opus Dei, porque entiende que vulnera la legislación al admitir sólo niños, pero no a niñas.

"El colegio Torrevelo sólo escolariza a alumnos varones, lo que vulnera toda la normativa vigente en materia de admisión de alumnos, así como los principios y fines que inspiran el sistema educativo español, basados en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, así como en la igualdad de trato", asegura la Consejería, en una resolución hecha pública esta tarde.

Al mismo tiempo, Educación ha acordado no conceder el concierto que había solicitado al colegio femenino Peñalabra, del mismo grupo.

Ésta es la primera vez que se revisa un convenio de acuerdo con la Ley Orgánica de Educación de 2006, que exige que no exista ningún tipo de discriminación en la admisión de alumnos por razón de sexo.

El sindicato FSIE, mayoritario en España en la enseñanza concertada, no tiene constancia de que hasta la fecha se haya tomado en el resto del país una decisión similar a la que ha aprobado el Gobierno de Cantabria, a pesar de que sí se habían realizado advertencias en el mismo sentido por parte de otras comunidades.

La decisión de la Consejería de Educación ha sido comunicada a la Comisión de Conciertos y cuenta con tres informes favorables, emitidos por el Servicio Jurídico del Gobierno de Cantabria, el Servicio de Inspección y el Servicio de Centros Educativos. El Gobierno autonómico sostiene que este colegio "incumple gravemente muchas de las disposiciones de la legislación vigente", entre las que cita los artículos 84.3 y 109 de la LOE, la Ley de Educación de Cantabria de 2008 y la Constitución.

Sentencia del Supremo

Recuerda además que existe una sentencia del Tribunal Supremo que avala su decisión, en alusión al fallo de 2008 que corroboró el decreto de admisión de alumnos aprobado por la Junta de Castilla-La Mancha en 2004, en el que se prohibía que los centros financiados con fondos públicos separasen a los escolares por cuestión de sexo.

El colegio Torrevelo, situado en Mogro, recibió su concierto educativo durante el mandato del PP en la Consejería de Educación, que ahora dirige el PSOE. En la actualidad, tenía concertados los seis cursos de Primaria y los cuatro de Secundaria.

La retirada de este concierto había sido solicitada en los últimos meses por los sindicatos UGT, CCOO y STEC, mientras que USO y FSIE se habían pronunciado públicamente a favor de su renovación.

El representante de UGT en la Comisión de Conciertos de Cantabria, Paulino Alonso, ha calificado de "valiente" la decisión. "Los colegios que discriminan por razón de género no pueden estar sostenidos por fondos públicos. El error fue conceder a este colegio el concierto. Espero que la decisión sea firme y se mantenga hasta el final", ha señalado Paulino Alonso.
De una puta vez, los fondos públicos para la enseñanza, para la enseñanza pública.

7 comentarios:

Maripuchi dijo...

Así es Gracchus. A todos nos gustaría ver GRANDES avances en tantas cosas.... pero las cosas de palacio suelen ir demasiado despacio...

Bien hecho! Hoy me he alegrado un wef.

javi dijo...

Me parece muy bien, basta de que estas sectas adoctrinen a sus cachorros aprovechandose del dinero público.

Los pasos que no doy dijo...

Es un primer paso... pero muy valiente

RGAlmazán dijo...

Hemos coincidido en el tema, Babeuf, pero no estoy de acuerdo en que tengan que ir las cosas tan despacio. Hay cosas que son difíciles pero otras no tanto. Esto que se ha hecho en Cantabria, está muy bien, pero no puedo entender porque este tipo de colegios tienen subvención, y ya puestos menos entiendo que la Iglesia --recordemos que estos colegios son de El Opus y Los Legionarios--, tenga más medios que nunca. Y eso sí es evitable.

Me alegro de lo de Cantabria, porque es valiente, pero es sólo una gota de agua. Se puede hacer más, mucho más, sin tener que hacer revoluciones. Pero el conformismo campa por sus fueros.

Salud y República

Julián dijo...

En Cantabria estamos -o están, que ahora ando exiliado- de enhorabuena, aunque ya era hora, la verdad.

Por lo que yo sé, la consejería de educación es de las que mejor va en este gobierno cántabro (ojo, no digo que sea una maravilla, pero en temas como educación infantil están haciendo un esfuerzo), que en general es un desastre. Sí, sí, ya sé que los otros son peores, pero...

SPOOK dijo...

Me puede explicar un poco mejor eso de “…emigró al Partido Socialista porque todo el mundo tiene derecho a pagar su hipoteca.”.
No conozco las circunstancias financiero/personales de ese señor, pero la expresión que usted usa puede interpretarse de varias formas, casi todas desfavorables.
La hipoteca puede pagarse de muchas formas, depende, entre otras cosas, del acreedor.

Julián dijo...

Yo se lo traduzco, Mr. Spook: emigró al PSOE porque era un jeta y un trepa (la hipoteca este individuo ya la tenía pagada), además de ser un tránsfuga que vio sus servicios bien recompensados. Opinión esta mía que le confirmarán la mayor parte de los militantes de siempre de ambos partidos, PCE/IU y PSC-PSOE.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo