miércoles, 19 de noviembre de 2008

Joven blanco rico muerto.

Un joven magrebí de 19 años fue apuñalado mortalmente en el corazón, el pasado julio en Fuenlabrada, en la puerta de una discoteca. No he sido capaz de encontrar su nombre en Internet. No queda recuerdo. Era de piel oscura, e inmigrante.
Otro magrebí fue asesinado a lo largo de este año 2008 en Alcorcón, delante de una discoteca, pero tampoco queda recuerdo de su nombre ni de su cara. Sólo se recuerda que era de origen marroquí, oscuro de piel, probablemente musulmán, inmigrante y pobre.
El angoleño Ndombele Augusto Domingos no era de piel oscura. Era directamente negro. Fue apuñalado hasta la muerte delante de otra discoteca, en Costa Polvoranca. También era inmigrante, y pobre, claro. El vigilante jurado de la disco fue absuelto, porque nadie pudo respaldar la declaración de la única testigo del asesinato. Es lo que tiene ser único testigo.
Recientemente han asesinado a Álvaro Ussia Caballero. Todo indica que los porteros de una discoteca le dieron una paliza hasta reventarle el corazón.
Esta muerte nos ha conmocionado a todos, los compañeros de clase del asesinado han sido recibidos por el Alcalde y por la Presidenta Regional, y se va a cambiar la regulación de los porteros y demás matones.
Esta vez, la víctima era blanca y con dinero.

9 comentarios:

Aprendiz de Mucho dijo...

Así funcionan las cosas, yo suelo circular en moto a diario, no le deseo mal a nadie, pero dicho esto, estoy esperando que alguien "rico, blanco y famoso" se estampe contra un guardarrail para que los cambien.
Mientras tanto...

¿POR QUÉ DLEGANÉS? dijo...

Es verdad. Hasta que la fatalidad no toca a 'uno de los nuestros', la sociedad, los medios de comunicación y los políticos no actúan. Jamás Aguirre ni Gallardón recibieron con tanta velocidad a nadie ni cerraron con tanto estrés nada. Aquí, si no hay muertos de calidad, nunca ocurre nada. Y lamento mucho la bestialidad de este joven de Pozuelo.

Maripuchi dijo...

Yes, we can!

Naveganterojo dijo...

Tocado amigo, nos pones contra las cuerdas con tus palabras, nos haces ver de que pasta estamos hechos.
Si muere un negro, que le den, pero si es uno de los nuestros, se arma la de dios, esto es España.
Un saludo

animalpolítico dijo...

Muy bien traído. Lamentablemente.

El Valín dijo...

Incontestable amigo Gracchus, incontestable.

AF dijo...

Es que no sólo hay ciudadanos de primera y de segunda. También hay dolores de primera y de segunda clase. A la gente que experimenta los primeros hay que atenderla como es debido, consolarla y apoyarla en su recuperación. A quienes padecen los últimos, la vida ya les irá fortaleciendo para superar sus traumas, sus penas, sus heridas...

Que para eso están acostumbrados a sufrir y, total, por un poco más...

Un saludo.

fritus dijo...

Suscribo hasta los puntos y las comas Don Graco. Toda la razón y que sucintamente expresado,... si hay algún tópico falso es ese de que los españoles no somos racistas.

un abrazo

Flashman dijo...

Lamentable, en efecto. Cuántos inmigrantes habrán sufrido agresiones frente a puertas de discotecas sin que la autoridad haya movido un solo dedo. Ahora intenta lavar su parte de responsabilidad cerrando locales a mansalva, no sea que les maten a otro y los medios se le echen encima, que en Navidad no es algo que de buena imagen.

Termino comentando que en asesino de Ndombele Domingos finalmente sí fue condenado, ya que el primer juicio, con resultado de absolución, fue repetido.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo