viernes, 3 de octubre de 2008

Trabajo en la calle.

Un once de abril inauguramos Metrosur. Un tunel ferroviario de treinta y seis kilómetros, que unía Getafe, Fuenlabrada, Móstoles, Alcorcón y Leganés. Era en vísperas de las vacaciones de Semana Santa.


Días después, cuando volví al trabajo, y aunque no era el camino más recto, la curiosidad me llevó a coger esa recién abierta línea 12. Eran las siete de la mañana. Y me crucé con Pedro Castro (el eterno alcalde de Getafe, 160.000 habitantes), y su guardaespaldas. En el metro, a las siente de la mañana, estaba "apatrullando" su ciudad, para ver cómo funcionaba el nuevo sistema de transporte. Sin prensa ni fotos.


Y así, elección tras elección, los políticos municipales que chupan calle, ganan.


Se avecinan tiempos difíciles para la economía, y lo que es peor, para el empleo. Pero en la calle, yo no veo ni a políticos de izquierdas ni a sindicatos.


Eso sí, la sede del Gobierno regional está tapada por el cartel publicitario de una película, como si fuera un cine de estreno de la Gran Vía. O de la calle Carretas.

5 comentarios:

Diego Fernández Magdaleno dijo...

El martes por la mañana vi el cartel de la película y me sorprendió su ubicación.
Abrazos,
Diego

El Valín dijo...

¿Esto ha pasado antes o es algo nuevo?

Naveganterojo dijo...

¿Donde nos metemos las gentes de izquierdas cuando teniamos que estar a pie de calle?.
Esa pregunta me la hago cada vez mas a menudo y.....no encuentro una respuesta que me satisfaga.
Un saludo

UN LUGAR DONDE RESISTIR dijo...

A mi lo que me asusta de todo esto es que a nadie de izquierdas le oigo decir que lo de la crisis es cierto, pero que no se va a solucionar dando más dinero a un sistema que ya ha demostrado que no funciona.
Sinceramente creo que los de izquierdas deberíamos salir a la calle, a protestar pero tambien a exigir que no aplacen la crisis para que la paguen y mas gorda las próximas generaciones.

Blanca dijo...

Mira, gracchus, estoy tan asqueada de casi todos los poderes: el ejecutivo, el legialativo, el judicial y, el más importante de todos, porque es el que hace que la calle oiga, que es LA PRENSA, que ni me apetece salir de casa, qué quieres que te diga...

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo