jueves, 30 de julio de 2009

No existen

No existen las patrias. Son cuentos, que matan. No existen las patrias, son mitos. No mates a nadie en su nombre.
Siempre me impresionó la maldad de los uniformes. Al igualar a los soldados en su aspecto, la pérdida de uno de ellos parece no importar, puesto que hay mil, o más, con el mismo uniforme, para ocupar su puesto. Y parece así que también se minimiza la culpa de quien lo mató. Mató a uno entre muchos.
Pero es mentira. Cada uno es irrepetible. Y no tiene arreglo. Cuando matas a alguien, acabas con algo único.
Hoy es un día triste para mí.

5 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

¡Qué bien has expresado algo que bulle en mi cabeza desde siempre!
Siento tu tristeza y ojalá se te pase pronto.

Un cordial saludo

severino el sordo dijo...

Mas cierto no puede ser,las banderas ,las patrias,las fronteras los dioses ,los uniformes son de lo mas peligroso siempre tienden a caer en manos equivocadas,un saludo.

Aprendiz de Mucho dijo...

Al final la bandera no es mas que un trapo de colores, una enseña que indica el camino a seguir para defender los beneficios señoriales, los beneficios de aquellos que nunca van ni delante ni detras de dicha bandera.

Claudia dijo...

Ni patria, ni Dios, ni amo. Creo que no se puede decir mejor.
Hay que luchar por los derechos del trabajador y la igualdad en el mundo.
¿Un día malo? Piensa que este día ya se acaba.

Que mañana sea mejor.
Saludos

Claudia dijo...

Ni patria, ni Dios, ni amo. Creo que no se puede decir mejor.
Hay que luchar por los derechos del trabajador y la igualdad en el mundo.
¿Un día malo? Piensa que este día ya se acaba.

Que mañana sea mejor.
Saludos

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo