viernes, 15 de diciembre de 2006

Esperanza Aguirre roba un parque a Chamberí

"Chamberí pierde el parque que le prometieron. Hace tres años, los vecinos de Chamberí nos alegramos muchísimo cuando la Comunidad de Madrid nos aseguró que sobre el depósito del Canal de Isabel II, que está junto al Parque de Santander, iban a construir un parque público. Iba a tener un estanque, árboles y plantas. ¡Nos venía tan bien para oxigenar el ambiente lleno de humo que generan la gran cantidad de vehículos que pasan por nuestras avenidas! Pero era demasiado bonito para ser cierto. De la noche a la mañana nos cambiaron el cartel y donde iban el estanque de forma elíptica y los parterres, nos van a poner un campo de golf de cancerígena hierba artificial. En vez de árboles, redes para que las pelotas no den a ningún coche y unas pistas de pádel para que los que paguen la entrada a estas instalaciones puedan disfrutar de lo que iba a ser de disfrute gratuito para todos. También habrá un campo de fúbol, porque el que tenemos ahora justo al lado y donde entrenan 500 niños, se lo van a cargar para hacer viviendas de alto standing (otra vez para unos pocos). Habrá algún vecino que quiera marcarse unos swings o darle a la raqueta él solito o con sus amiguetes, pero lo que seguro que todos queremos es un parque público donde pasear, jugar, correr, andar en bicicleta y ¡respirar! Por favor señora Aguirre no nos quite la Esperanza." Por Carmen Mikelanera Peña.

Se puede decir más alto, pero no más claro: El gobierno de Especulancia Aguirre prometió un parque, y da un campo de golf privatizado y viviendas de lujo. El Golf es en España el símbolo de la especulación, y Doña Especulancia le rinde homeaje.

2 comentarios:

Carmen Sánchez Carazo dijo...

Muy bueno tu comentario, te citaré. Es terrible lo que hace Esperanza Aguirre

Anónimo dijo...

Tiene usted toda la razón.Yo,como vecina cercana a lo que es ahora un campo de golf digo que esto es una vergüenza y que no se debía de haber permitido.¡Era uno de los últimos parques que nos quedaban y a la vez uno de los mejores!¿A dónde iremos a los que nos gustaba dejarnos caer por allí?¿A dónde irán los niños a los que tanto les gustaba correr y jugar por aquellos caminitos de tierra entre los árboles?

Una vecina afectada de 13 años

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo