sábado, 15 de septiembre de 2007

Mamá, quiero ser puta

Publicado por Antonio Campos en el Blog "Al fondo hay sitio":

"Dice que se llama Gladis. Es mentira, pero suena muy bien. Fotos no. “Mi amol, ni de espaldas, mi culo es bien conocido”. Y es verdad, es un trasero célebre. Hasta hace unos días tomaba el sol tórrido de la Casa de Campo, mofletes trigueños demediados por la lengua elástica del tanga. Ya no. El parque se cerró al tráfico y los guindillas acosan a mujeres, clientes y conductores despistados. Pues a Montera, advierte, en busca de visibilidad e incordio. Más trabajo para Pedro Calvo, el jefe de los azules de Madrid.

Veinte por mamada, daba para sobrevivir (casa de tres habitaciones compartida con otras tantas familias), enviar dinero a casa y pagar, lo que llama, su rescate. Porque no son trabajadoras del sexo. Es mentira. Gladis llegó del Caribe en un vuelo barato de la mafia y cada vez que hace una felación, está pagando su libertad. Es una esclava. Lo tiene muy jodido en este Madrid modernísimo: mujer, inmigrante, sin papeles, pobre, negra y puta. ¿Usted cree que sus problemas se resuelven declarando IRPF? ¿Se puede resolver el problema de la prostitución con prohibiciones? Mójese, venga.

Madrid es la capital de la pintura, ciudad cosmopolita, corazón emprendedor de Europa y la gran boite. Imagine el plan de una noche loca: 50 pavos de perico, otros 50, para copas, y 20 son de Gladis. Ya lo sabemos, es cierto, y sin moralinas. Qué bien se vive en Madrid. ¿Cuántas prostitutas trabajan en Madrid?

Todos somos cómplices. También los que publican o emiten anuncios de prostitución, los que los vemos o leemos, Y los que defienden que es un trabajo como otro cualquiera, ¿darían palmas con las orejas si un hijo o hija les dijera, papá, mamá, voy a ser puta de mayor?
Cada vez que tú, si eres varón, te bajas la bragueta, estás fomentado una forma más de dominación machista, perpetúas el esclavismo en nuestra sociedad y empujas a miles de mujeres a la marginalidad.
El sexo es divertido cuando todos se divierten. Gladis está harta de arrodillarse ante cretinos, borrachos y violentos."
Lo he visto aquí, en Escolar.net.
Y no pongo foto, porque no me apetece, porque me ha puesto de mal humor. Salud.

11 comentarios:

Maripuchi dijo...

Hace no tanto tiempo, cuando Méndez Álvaro era un puticlub (y no un barrio de lujo pirujo con Corteinglés), asociaciones de vecinos carteleaban las calles con las matrículas de los que iban en busca de juerga.
Claaaro ... que las putas estén en la casa de campo o en un barrio marginal no le importa a nadie ... pero en el centro sí, no?
Qué asco.

Besos, Babeuf

Blanca dijo...

Eres mi ídolo, gracchus... ¡y no rechistes!...

Naveganterojo dijo...

Te ha quedado un articulo de primera,hace pensar.
La pena es que muchos tienen el cerebro detras de la bragueta,y otros simplemente no lo tienen.
Salud

Gracchus Babeuf dijo...

¡Que no es mío!, que es de Antonio Campos, en escolar.net.

Blanca dijo...

Ya sabemos que no es tuyo, hombre... solo que eres mi ídolo porque nada humano te es ajeno... éso me suena...

rosamari dijo...

Si señor, los que se bajan la bragueta, los que miramos para otro lado en la calle cuando nos encontramos con alguna, como si nos fueran a contaminar, los que repiten hasta la saciedad aquello de ...la profesión más....
Aquello de la antigüedad eclesiástica, un desahogo consentido para maridos, cuando los matrimonios eran lo que eran, y había que proteger la virginidad de las niñas.

Sergio dijo...

¿Estamos criticando la prostitución o sus precios?

animalpolítico dijo...

¡Qué pena!

En la reciente polémica yo tenía muy clara mi posición. Prostitución, no. NO es libre albedrío. Nadie que haga eso lo hace libremente. NO es auténtica libertad.

Gracchus Babeuf dijo...

No es tan sencillo, Animal. Estar en contra de la prostitución es como estar en contra de las tormentas tropicales o de la inmigración. Son fenómenos que no desaparecen por el hecho de prohibirlos.

animalpolítico dijo...

No desaparecen, por supuesto. Pero reglamentarla parece que es dar la bendición.

Que no se me malinterprete, no creo que sea sencillo. Nada sencillo.

Anónimo dijo...

si claro que se prohiba laprostitucion y que aumenten las violaciones. el ser humano es un animal y lo que no encuentra en algunladolo busca en otro.

Pero no acompañó a Eduardo

Pero no acompañó a Eduardo